BMW M, ¿existe la perfección?

BMW M, ¿existe la perfección?

Si hay un nombre que despierta pasión y velocidad ese es BMW M. Motores que alcanzan los 500 CV combinados con un diseño fascinante pensados para los conductores más exigentes.

¿Por qué la letra «M» para identificar a un BMW deportivo?
Para BMW, la grafía M siempre ha significado imagen e innovación, así como potentes motores de competición y conceptos de vehículo únicos. Nacido en el circuito de carreras, se siente como en casa en cualquier carretera: ese es el lema de los automóviles BMW M. «La letra más potente del mundo», afirma BMW.

El primer BMW M de la marca alemana fue el M1, «el deportivo de la época» y el primer y único BMW de producción en disponer de motor central trasero. El M1 fue construido a mano entre 1978 y 1981 por la división Motorsport de BMW. Asimismo, la carrocería fue diseñada por Giorgetto Giugiaro, inspirándose en el prototipo BMW Turbo de 1972.
Cinco años más tarde, en 1986, se lanzaba el BMW M3 basado en el serie E30 y desde ese momento cada Serie 3 fue acompañada por su versión M, como por ejemplo GTR, CSL y CS. En el salón Internacional de Ámsterdam, en 1985, hizo su aparición la versión M de la Serie 5 que albergó cuatro modalidades diferentes y, además, alcanzaba en 6.4 segundos los 100km/h. Un automóvil con la capacidad de carga de un sedán pero con las prestaciones de un coche deportivo. Las diferentes versiones ofertadas fueron:
• LHD (Left Hand Drive) Euro Spec M5.
• RHD (Right Hand Drive) Spec M5.
• NA (Norteamérica) Spec o también llamado 1988 M5.
• ZA (Sudáfrica) Spec M5.
Se importaron aproximadamente 1. 200 unidades hacía los EE. UU.

En 1983 BMW tomó el motor M88/3, una versión modificada del M88/1 del BMW M1, y lo puso en el chasis E24 del BMW Serie 6, creando el M6. Este modelo fue elogiado por sus características de lujo, su diseño exterior y sus prestaciones. La producción del M6 terminó en 1989, con 5.855 coches vendidos, de los cuales 1.767 fueron modelos norteamericanos. Otra de las versiones del M6, el BMW M6 E63 / E64 salió a la luz en diciembre de 2004 y fue presentado, oficialmente, en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2005. Incorpora el motor de gasolina V10 de cinco litros del BMW M5, con una potencia máxima de 507 CV, acelera de 0 a 100 km/h en tan sólo 4,6 segundos. Se ofrece en versiones cupé y descapotable, denominadas internamente E63 y E64 respectivamente.

Finalmente, El BMW Z4 M Roadster es la versión de altas prestaciones del BMW Z4, un automóvil deportivo y descapotable. Lanzado al mercado en el año 2006, cuenta con un motor delantero longitudinal de 6 cilindros en línea, con una cilindrada de 3, 246 centímetros cúbicos, cuyo bloque y cabeza son de aluminio. Su velocidad máxima es de 250 Km./h y su aceleración de 0 a 100 km/h es de 5 segundos.
La serie M siempre ha estado equipada con potentes motores, expresivo diseño y máxima funcionalidad. Conceptos únicos y exclusivos que hacen que el conductor sienta el máximo placer de conducción en cada pasada.